LA HISTERIA FEMENINA

Por Daniela Ramirez.

El primer vibrador tuvo origen en 1869 cuando los doctores recetaban orgasmos para tratar una condición conocida como “Histeria Femenina” que según las creencias, atacaba a la mujer cuando estaba irritable o ansiosa.

hysteria_md

  

Los juguetes para adultos han estado rondando desde el siglo X, sino desde antes. En la antigua Roma y Grecia los consoladores eran esculpidos en madera, vidrio, cuero, oro, plata, e incluso en cuernos de animales. En China, durante la Dinastía Ming, aros en forma de pene eran hechos de piedras de jade y marfil y en Japón las primeras bolas Ben Wa fueron hechas de plomo y mercurio. En 1869, George Taylor M.D. inventó el vibrador a vapor para que las mujeres pudieran “tratarse a sí mismas” en casa si tenían histeria.

En los años 20, a medida que los vibradores empiezan a tomar un papel protagónico en películas en blanco y negro, la sociedad empezó a estigmatizarlo y se convirtió en un tabú; no fue sino hasta la revolución de los 70 que el vibrador hizo su regreso triunfal.

Sin embargo, aún existe mucha vergüenza con juguetes sexuales a pesar de ser seguros, fáciles de usar y una forma saludable de explorar la vida sexual.

Mitos y estigmas

Los vibradores son para “cierta clase de gente”

Más de la mitad de las mujeres han usado un juguete sexual, y poco menos de la mitad de los hombres también, usarlos es bastante normal. El mito de que es para pervertidos viene del miedo y la vergüenza asociados con el sexo; perdamos el miedo, el placer es algo humano y natural.

“Si estas en una relación no deberías tener un consolador”

Mentira. Los juguetes sexuales pueden ser una adición divertida a tu vida sexual en pareja. Significa otro nivel de intimidad, otra forma de explorarse el uno al otro, otra forma de sentirse bien juntos y nunca sobra.

Es insultante traer un juguete sexual a la habitación

Un vibrador no reemplaza a la pareja, la complementa. Para no herir susceptibilidades es una buena idea hablar primero al respecto, verificar con que cosas se sienten cómodos y con que no.

Características y consejos

Existen toda clase de juguetes sexuales que se pueden obtener fácilmente: consoladores, vibradores para el clítoris, plugs anales, bolas anales, anillos vibradores, mangas de masturbación; pero si realmente estas interesado en explorar con juguetes sexuales, aquí hay algunos consejos para tener en cuenta antes de comprar uno:

Verifica el material

Muchos juguetes están hechos de un material gelatinoso, especialmente los juguetes porosos y esto significa que las bacterias podrán vivir permanentemente en el juguete. Siempre valdrá la pena ahorrar un poco más para obtener un buen juguete no tóxico, que no se rompa, sea de alta calidad y no represente ningún riesgo para la salud.

Juguetes libres de Ftalatos

Los Ftalatos son una familia de químicos usada usualmente para suavizar plásticos y hacerlos más flexibles. Este compuesto químico es utilizado en la fabricación de ciertos juguetes sexuales para hacerlos más suaves y mucho más baratos de producir. Hay investigaciones que demuestran que los Ftalatos tienen un efecto tóxico en el cuerpo humano, especialmente en el sistema reproductivo masculino.

Así que la cautela al comprar un juguete nunca esta demás, como cuando se compran alimentos leer la etiqueta es importante. Marcas como LELO, Magic Wand, We Vibe, Screaming O, están libres de Ftalatos y te garantizarán una experiencia apasionante y segura.

¡Explórate!


Fuente: Laci Green

Por Daniela Ramirez.

Directora Ejecutiva de Explora.life.



Disfruta tu sexualidad de forma sana, respetuosa, divertida y consensual.

Promovemos la igualdad y la libertad sexual.


Recibe descuentos y artículos escritos cada mes