Razones para viajar sola al menos una vez en tu vida

Por Angie Rodríguez Martínez.

Si estás pensando en viajar sola, te daré mis razones por las cuales decidí cambiar mi rutina, agarrar una mochila y salir sola a conocer una pequeña parte del mundo.

Soy una abogada de 26 años, viajar por Suramérica era mi sueño desde que tengo memoria y en 2015 todo se dio para que así fuera, ya que por primera vez tenía lo que nunca tuve: un poco de tiempo y un poco de dinero, eran mis primeras vacaciones pagas en toda mi vida y tenía 1 mes para cumplir éste cometido.  Lo primero que hice fue buscar entre algunos de mis amigos a alguien que quisiera realizar esa pequeña travesía conmigo... La sorpresa llegó cuando la respuesta de todos fue un “no”, ¿Qué debía hacer? ¿Aplazar mi viaje? ¿Esperar que alguien pudiese ir conmigo? ¿Desechar la idea de viajar a Suramérica en 2015? ¿Desechar mi sueño para siempre?

Al principio me sentí confundida y con miedo pero mi conclusión fue pensar que no podía aplazarlo, aplazar lo que quiero, sobretodo entendí que no podía perder tiempo en el mejor momento de mi vida ya que lo tenía todo para irme.

A continuación enumero las razones por las cuales irme de viaje sola, fue la MEJOR decisión que pude tomar:

  1. ¿Por qué no?

Así es, cambié todas las preguntas que me hice al sentir miedo, por ésta única pregunta, y en realidad, no encontré ninguna razón de fondo para cambiar mis planes y no viajar. Comencé a planear todo mi itinerario y fue tal la emoción de recorrer todos esos lugares que la inseguridad por ir “sola” sencillamente se desvaneció.  Encontré cientos de personas en Internet que describían sus experiencias viajando solas, incluso sin dinero, yo tenía un mes para aprovechar sin que nadie del trabajo me molestara, un poco de dinero ahorrado para darme varios gustos y toda la energía de mi juventud.

  1. Un reto físico y emocional

Si eres de aquellas que les encanta probar sus propios límites ésta será la mejor prueba. Desde el principio encontrarás un gran número de personas que intentarán hacer que cambies de opinión, expresiones como ¿estás loca? ¿Cómo vas a defenderte sola? ¿Y si te pasa algo? Me decían familiares y amigos, todos los días antes del viaje, pero no hay experiencia más triunfadora que lograr todo lo que te propones sin la ayuda de nadie, solo con tu fuerza interior y convicción.

  1. Nunca me sentí más viva

Ser capaz de ir de un lugar a otro, conocer decenas de personas hermosas, caminar sin derecho a quejarte, viajar en bus, tren, avión y automóvil sin miedo a nada, y hasta enfrentar cientos de personas poco amables, me hicieron sentir cada día más fuerte. Cada vez que chequees tu lista de destinos  te sentirás más feliz y cerca de tu gran meta.

Mirar a éste lugar y pensar que lo habría logrado todo sola, recorriendo Perú  y una no tan amable Bolivia… nunca me sentí tan grande y viva:

 

  1. Estar sola es conocer el mundo:

Desde el principio del viaje es necesario relacionarse con todos los que te rodean, por lo que al cabo de unos pocos días te acostumbras a hablarle a todas las personas: no imaginas la variedad y cantidad de personas que encontré, muchas valiosas y que definitivamente serán amigos para el futuro. Fue grandioso conocer personas de todo el mundo que pensaban de forma similar a mí, otros puntos de vista para escuchar, pero sobretodo, gente muy libre que te anima a ver el mundo de otro modo. Así que pregúntate, ¿en realidad estás viajando “sola”?

  1. El valor de ser libre

Descubrí que lo que más me hace feliz es sentir mi propia libertad. En éste viaje pude reconocerme como una mujer que ama estar sin ataduras, con mis propios sueños para cumplir y un camino para recorrer, esto no para aquí, estoy segura que es el principio… el mundo está allí esperándonos.

 

  1. Viajaría sola mil veces

Hoy soy consciente de que puedo llegar al fin del mundo con mi sola fuerza interior, ahora quiero lograrlo. A mis 26 años no pude tomar mejor decisión, mi visión del mundo cambió, descubrí que la raza humana es una y que lo que nos mueve es el amor, el amor por la vida, por la tierra, por la gente, por la libertad… sea cual sea el camino que escojas.

Por Angie Rodríguez Martínez.



Disfruta tu sexualidad de forma sana, respetuosa, divertida y consensual.

Promovemos la igualdad y la libertad sexual.


Recibe descuentos y artículos escritos cada mes